Noticias del sector

Piedra natural, excelente regulador del calor

Mundo Pétreo on 17 agosto, 2015

Desde la era prehistórica, la piedra natural ha sido uno de materiales de construcción más utilizados y además en todo tipo de estructuras. En las áreas donde la materia prima es abundante, construir con ella es relativamente barato, consiguiendo edificaciones fuertes, duraderas y de más que considerable belleza. 

Una buena piedra para construir presentará propiedades esenciales como: una apariencia saludable, con colores vivos, no apagados, brillo natural y textura suave; una estructura uniforme, con vetas (si las tiene) bien integradas y sin fisuras; resistencia al tiempo y la desintegración; y un peso apropiado, mucho mayor cuanto más densa, menos porosa y consistente sea la piedra. También hay que considerar la dureza, la tenacidad (resistencia a los golpes) y la porosidad, de la que depende la capacidad de absorción.

Todas estas características determinarán el tipo de construcción más apropiada para cada tipo de piedra. Ya sea en pavimentos, muros, solados, exteriores, mobiliario o como elemento decorativo, para cada lugar hay un tipo de piedra más óptimo o menos. Por supuesto, también hay que tenerlo en cuenta como material aislante. Aunque de por sí tiene muy poca capacidad para ello, lo compensa con un peso y una densidad tan altos que son capaces de almacenar calor y liberarlo lentamente. Esto es muy útil en invierno, y en verano ayuda a disminuir la cantidad de energía necesaria para mantener la casa acomodada.

Esto viene a decir que el mármol es un buen material de recubrimiento tanto para el periodo invernal como el estival. En primer lugar, porque como calefactor la piedra natural entrega el calor de forma similar a como lo harían los rayos del sol, en forma de radiación suave, lo que distribuye de manera óptima el calor por la estancia, creando un ambiente especialmente agradable. Por otro lado, su densidad y baja conducción evita que, durante los meses más cálidos, el calor se filtre rápidamente en la sala. Esto hace que los espacios recubiertos por mármol presentan una considerable resistencia a recalentarse. Además, cuando dejan de estar expuestas al sol y las altas temperaturas, por ejemplo, por la noche, tienen capacidad para liberar el calor acumulado y refrescarse de nuevo.

En Mundo Pétreo ponemos nuestras oficinas a tu disposición todo el año para que, necesites lo que necesites, dispongas de los mejores materiales, ideales para el invierno, el verano y las estaciones intermedias, y disfrutes de tu hogar los 365 días del año, y 24 horas al día.

01 comments
  1. La verdad es que no nos vendría nada mal una casa de mármol ahora mismo!

Post a comment

Call Now Button