Un trocito de naturaleza en casa

Mundo Pétreo on 1 septiembre, 2014

En lo que refiere a decoración de hogar, a menudo, cuando pensamos en rodearnos de elementos naturales, nos vienen a la mente las clásicas plantas en maceta y flores de jarrón, las frutas en un amplio bol o el mobiliario de madera, el agua, etc. Sin embargo, en Mundo Pétreo creemos que también los materiales como la Piedra Natural, y especialmente el mármol, permiten atesorar un trocito de naturaleza en casa.

La sensación de la piedra viva, la piedra que estática concilia formas, colores y texturas vibrantes, nos traslada a un entorno de pureza y armonía capaz de complementarse y conjuntar con múltiples estilos y expresiones estéticas. Así, podemos encontrar elementos, tanto naturales como artificiales, que combinan a la perfección con la Piedra Natural. Y aquí nos permitimos realizar una recomendación, ya que nuestro favorito, sin duda, es el mármol y la madera en colores contrastados, es decir, cuando se use un mármol de tonos claros, la madera deberá presentarse en tonalidades oscuras.

La imponente presencia del mármol en los espacios interiores -y exteriores- tiende a acaparar las miradas cuando se presenta protagonista -por ejemplo si se dispone en una sola pared de la estancia- y aporta sensación de bienestar cuando, al recubrir por completo los suelos o las paredes, ilumina discretamente el ambiente gracias al efecto reflectante de la piedra.

Los colores neutrales, propios de las gamas básicas como el Blanco Dolomita, el Rosa Egeo o el Travertino Romano, generan una sensación de relajación y confort. Estas colecciones, además, tienen beneficios desde el punto de vista de la higiene ya que una piedra con betas -en beige o gris, por ejemplo- disimula la suciedad. Por otro lado, los colores vivos del estilo Negro Portoro, Rojo Versalles, Azul Macauba o Verde Minsk ofrecen dinamismo y energía, porque las formas y texturas, aunque lisas, crean efectos ópticos que, como las mejores pinturas, parecen salirse del lienzo y tomar vida propia.

Pero, sin duda, la cualidad que destaca de la Piedra Natural es la sensación de vivacidad y longevidad del material, una permanencia a través del tiempo que dota de inmortalidad a los espacios que acoge. Igual que los grandes monumentos o las edificaciones antiguas, la piedra se perpetúa a lo largo de los años. Las estancias recubiertas de mármol, sea en suelos, paredes o mobiliario, mantienen el buen gusto intacto, como un elixir de la juventud.

0 comments
Post a comment

Call Now Button