La belleza poética de la piedra natural

Mundo Pétreo on 27 julio, 2015

Una inspiración. Nuestros mármoles de alta gama son una auténtica inspiración. Y no es para menos, su belleza natural es pocas veces comparable. El brillo de la piedra natural, sus reflejos luminosos, la textura, el color, son difícilmente igualados por otros materiales de construcción y ornamentación. Es, quizás, por eso, por lo que la piedra natural es tan recurrente en la poesía, donde con frecuencia se presenta en espacios de ensueño y se destaca su capacidad para resistir al tiempo, su durabilidad y resistencia, su delicadeza y, por supuesto, la más notable: el valor estético de la piedra.

Un ejemplo de ello es la Poesía XLV (nº45) de José Martí, quien dice así: “Sueño con claustros de mármol donde en silencio divino los héroes, de pie, reposan; ¡de noche, a la luz del alma, hablo con ellos: de noche!”. El mármol aquí se ensalza como elemento característico de aquellos lugares que rinden culto vida eterna: los mausoleos y cementerios, donde los caídos, al igual que el mármol, perduran en el tiempo, en la memoria y el corazón de sus amados. En el tríptico de mármol de Montserrat Villar, la autora también liga su poema sobre las posibilidades limitada del tiempo a la piedra con estas palabras: “Palabras, palabras de tinta, de plata, de aire, de agua. Palabras, palabras de siempre, de ahora, de nunca, de mármol”.

Mencionábamos que otras cualidades como su dureza se destacan en la poesía popular, en la primera mitad del siglo XIV, Garcilaso de la Vega imploraba a Dulcinea por su sentido emocional alegando “¡Oh, más dura que mármol a mis quejas y al encendido fuego en que me quemo más helada que la nieve, Dulcinea! Estoy muriendo, y aun la vida temo”.

Mientras Alfonsina Storni prefiere inspirarse en la piedra como elemento de uso habitual en espacios de lujo y sofisticación donde la melancolía encuentra su lugar para relamerse las heridas de la agonía que provoca la espera de un amor que no llega. Así, mientras Alfonsina espera “El reloj me dijo: diez de la mañana. / Adentro un sonido de loza y cristales: / Comedor en sombra; manos que aprestaban / Manteles. / Afuera, sol como no he visto / Sobre el mármol blanco de la escalinata. / Fijos en la verja siguieron mis ojos, / Fijos. Te esperaba”.

Estos son sólo unos pocos ejemplos de las muchas obras poéticas que se han inspirado en las cualidades de la piedra natural para reforzar la historia. Sus palabras cobran mayor sentido cuando usan referencias conocidas por todos, como el mármol. Y tú también puedes dar sentido a tus espacios apostando por el mármol para pavimentar, revestir y decorar las estancias de tu casa. Acércate a nuestras oficinas y descubre la variedad que más te inspira, ¡proporciona personalidad y carácter a tu hogar con Mundo Pétreo!

0 comments
Post a comment

Call Now Button